Saltar al contenido

Anillos de compromiso boda

La verdadera historia de los anillos de compromiso

Los anillos de compromiso significan en nuestra costumbre occidental el propósito de una pareja a casarse y representa la aprobación seria ante el próximo juramento. El simbolismo de esta alianza es la fe y prestación de los enamorados ante esta unión.

Lo crecidamente usual actualmente en vida es que el anillo esté engarzado con una joya ya que este pedrusco es duradera, indestructible y es la que preferiblemente puede precisar el pensamiento de “eternidad”. Diamante viene del griego además, que significa invencible.

El aro se lleva en el dedillo anular de la mano izquierda, ya que según reza la tradición, es por ese extremo por donde la vena Amoris conecta claramente con el corazón. La costumbre del anillo de juramento ha existido desde los primeros vestigios de nuestra cultura, no obstante ha ido variando su recurso (que no su sentido).

La mano en la que tradicionalmente se lleva dependiendo de la región. Tradicionalmente, es regalado por el varón como ofrenda a su amada/o mientras o cuando ella accede a la promesa de sacramento. Representa una tolerancia seria del posterior juramento.